lunes, 19 de noviembre de 2012

El autismo y la hipersensibilidad auditiva

Sabemos que las personas con autismo presentan hipo o hipersensibilidad auditiva, visual, olfativa, gustativa y táctil. Cerca del 40% de los niños con autismo tienen alguna anormalidad de sensibilidad sensorial (Rimland 1990). Uno o varios sistemas sensoriales están afectados de tal forma que las sensaciones normales son percibidas con una intensidad intolerable. Afortunadamente, la hipersensibilidad disminuye a menudo después de la infancia, pero para algunos individuos puede continuar a lo largo de sus vidas. Les fascinan determinado estímulos y en ocasiones no se inmutan ante un golpe doloroso o ante la sensación de frío.

La sensibilidad que más se encuentra en este tipo de población es la auditiva, y hay tres tipos de ruidos que son percibidos con extrema intensidad. Los ruidos inesperados, como los timbres de colegio, o el sonar de un  teléfono. Los ruidos con tono alto como los aparatos eléctricos usados en cocinas, baños y jardín (batidoras, taladros, secadores, sierras mecánicas etc... Y los sonidos múltiples, como ocurre en centros comerciales o el ruido de las reuniones sociales.

Algunos sonidos pueden ser evitados; ejemplo, los ruidos de los instrumentos de cocina se pueden utilizar cuando el niño no esté en casa, tapones para los oídos cuando el ruido es inevitable e intenso, también el oír música utilizando unos auriculares puede camuflar el ruido…

La distracción, el aislamiento o las conductas problema, pueden ser reacciones a sonidos que las demás personas de su entorno pueden considerarlos insignificantes. Por ello, es importante que tanto los padres y profesores conozcan la sensibilidad auditiva e intentar minimizar los niveles de los ruidos inesperados, reducir los sonidos de fondo de las conversaciones de otras personas, y evitar determinados sonidos que se sabe que son percibidos intensamente.

Aquí os mostramos dos vídeos que nos muestran como es vivir con hipersensibilidad al sonido:

- El primero es una animación que pretende dar al espectador una visión de la sobrecarga sensorial que vive día a día un niño con autismo: http://vimeo.com/52193530

- El segundo nos muestra como puede ser un paseo por la calle para una persona con TEA: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada