sábado, 19 de enero de 2019

Taller de Ocio

Este mes día 26 de Enero haremos un taller de Ocio, os apuntáis? PLAZAS LIMITADAS!!


miércoles, 2 de enero de 2019

LA PIEZA DEL PUZZLE

El equipo de La Pieza del Puzzle realiza intervención temprana en niños con dificultades de aprendizaje. Trabajamos todas las áreas del desarrollo, adquisición del lenguaje, comunicación, interacción social, autonomía, juego... Ven a conocernos!!



martes, 1 de enero de 2019

FELIZ NAVIDAD

La pieza del puzzle os desea Feliz Navidad y esperamos que paséis unas navidades divertidas llenas de ilusión y color con vuestros pequeños.

¡FELIZ NAVIDAD!


domingo, 16 de diciembre de 2018

¿Qué juguete comprar?

Se acerca la Navidad y una de las cosas que caracterizan a estas fechas tan señaladas es la búsqueda de los regalos que hagan ilusión y sorprendan a nuestros seres queridos. En el caso de los niños, muchas veces nos lo ponen muy fácil ya que se ilusionan con un montón de cosas que les llegan a través de la tele, las revistas, o simplemente con una visita a un centro comercial.  Pero hay otras ocasiones en las que esto no es posible, son muchas las familias que se plantean ¿qué regalo le hago a un niño con autismo? Muchos de estos niños, tienen dificultades para comunicarse y decirnos que es lo que les gusta o cuáles son sus preferencias. Muchas familias donde hay un niño con autismo han experimentado la desilusión  de comprar algún juguete y que el niño no le preste atención.

No hay un juguete infalible para ningún niño, tenga o no tenga autismo, pero desde aquí vamos a intentar daros algunos consejos e ideas que esperemos os sean útiles en la elección de ese juguete que os haga disfrutar a todos.
En primer lugar nuestro principal consejo es que observéis a vuestro niño/a, aunque no nos lo digan, todos tienen sus preferencias: ver vídeos, escuchar música observar luces, reflejos, colores,... Observad sus fortalezas: si son buenos en memoria visual, en motricidad fina, realizando igualaciones, etc. De esta manera podremos extraer un montón de ideas que regalar como por ejemplo:

-         Pelotas sensoriales
-         Puzzles: tanto encajables como dentados
-         Legos para construcción
-         Linternas o ventiladores con diferentes luces y ruidos
-         Palos de agua
-         Juguetes apilables
-         Juegos para engarzar (coser) bolas de diferentes colores y formas
-         Laberintos de formas
-         Juegos para clasificar por forma, color y/o tamaño
-         Etc…

Es importante pensar en el niño y adaptarnos a sus gustos, no debemos caer en las comparaciones con los juegos de otros niños de su edad o en comprar el juguete de moda de este año, cada niño es único y lo importante es verlos disfrutar.

Existen varias tiendas on line de juguetes adaptados, donde podéis encontrar juguetes como los citados anteriormente. Entre otras las más completas son:

-         www.juguetesespeciales.es
-         www.hoptoys.es.

En las tiendas de juguetes no especializadas también podemos encontrar juegos que además de gustarles, pueden ser educativos y estimulantes para nuestros niños, por ejemplo: Mr. Potato es un juguete clásico que les puede a ayudar con el esquema corporal e incluso identificar emociones.
Algo que también les suele encantar es un pelota terapéutica con la que pueden hacer muchas actividades, ésta la podemos encontrar en cualquier tienda de deportes.
Por último nos gustaría destacar que a veces no hace falta comprar nada y que podemos "fabricar" nosotros mismos ese juguete que cautive a nuestros niños. Para ellos os recomendamos el libro: "Manual del juego para niños con autismo" de Anabel Cornago, Maite Navarro y Fátima Collado, donde encontrareis un montón de ejercicios, materiales y experiencias que seguro os inspiraran para poder crear un montón de juegos.










sábado, 24 de noviembre de 2018

La interferencia de la conducta en el aprendizaje

Una de las características de los niños y niñas con TEA son la presencia de conductas inadecuadas. Pero ¿qué entendemos por conducta inadecuada?, nosotras la definimos como toda aquella conducta que interfiere y/o impide el aprendizaje.

Así una conducta inadecuada no es solo cuando el niño/a se enfada y tiene una rabieta, grita, pega, etc... si no que una falta de atención, una rígidez, el mirar para otro lado cuando se le habla, etc... también son conductas inadecuadas que interfieren notablemente en el ritmo de aprendizaje de un niño/a.

A menudo, estas últimas conductas descritas, aparecen de forma más temprana en el niño/a, que las disruptivas (llorar, patalear, gritar, pegar,...) , pero pasan más desapercibidas y no se le dan tanta importancia, cuando realmente, si se trabajan, se consigue un mayor aprendizaje que lleva a un mejor entendimiento del niño/a con su entorno, una menor frustración y más autoestima.

En nuestras sesiones de intervención con metodología ABA, insistimos mucho en trabajar estos aspectos conductuales. Para que el niño/a aprenda, ha de estar en una predisposición de aprender, conseguir que se mantenga atento a lo que se está realizando, mirando a la terapeuta, bien sentado y con las manos quietas. No avanzamos en programación hasta que no hemos conseguido este control instruccional. 

Así por ejemplo, no podremos enseñar la habilidad de imitar si no conseguimos que el niño/a nos mire, o no podremos entrenar igualaciones en mesa, si el niño/a no es capaz de permanecer sentado y atento.

En nuestro trabajo diario, nos encontramos que a lo largo de la sesión, hay momentos en los que tenemos que dedicar nuestros esfuerzos a reconducir la conducta inadecuada del niño/a para poder continuar con la enseñanza. Es muy importante de cara al mayor avance en el aprendizaje de habilidades y aprovechamiento de las sesiones terapéuticas, que esta reconducción de las conductas inadecuadas, se dé de forma lo más generalizada posible, es decir, que se trabaje en otros contextos que no sean solo durante la sesión y con otras personas que no sean la terapeuta. Aquí es donde os invitamos a las familias a que la terapia no se acabe cuando la terapeuta se vaya y que adquiráis también control instruccional sobre vuestro hijo/a de cara a facilitarle su adquisición y aprendizaje de nuevas habilidades.  

lunes, 5 de noviembre de 2018

El desarrollo del agarre del lápiz

Los niños ya a los 12 meses pueden ser capaces de agarrar una pintura y hacer marcas en un papel, desde entonces y de manera progresiva van desarrollando un mejor control manual y un agarre más eficiente consiguiendo dibujar trazos más definidos, hasta finalmente alcanzar la escritura.

Es importante fomentar el desarrollo de un correcto agarre del lápiz ya que un agarre ineficiente puede afectar de manera negativa al control de los movimientos, lo que provoca en los niños mala letra, necesidad de emplear más tiempo, cansancio y molestias.

El uso de pinturas, rotuladores, ceras, etc.., comienza en los años preescolares, aunque es necesario que previamente se haya ido desarrollándose un número de actividades variadas como el gatear, jugar con arena, plastilina, agarrar, alcanzar, tirar, soltar, aplastar, empujar, rasgar, hacer puzles, construcciones… Estas destrezas necesarias para conseguir un agarre de los útiles de escritura de manera efectiva, requieren de un trabajo conjunto de aspectos cognitivos, perceptivos y sensorio-motores.


El patrón óptimo de agarre para desempeñar actividades manipulativas requiere una diferenciación entre los dos lados de la mano implicados: el primer dedo, índice y corazón (parte radial) aportan un control dinámico al útil de escritura, mientras que el anular y meñique (parte cubital) aportan la estabilidad necesaria.

Antes de alcanzar un agarre eficiente el desarrollo suele ir avanzando de manera evolutiva siguiendo los siguientes patrones, no son patrones cerrados y puede haber muchos otros intermedios. También puede no llegar a desarrollarse una pinza trípode, pero conseguir una pinza funcional que permita el manejo adecuado del útil de escritura.


A partir de los 5-6 años, cuando una pinza ha sido establecida y el niño puede realizar un uso funcional con ella será muy difícil variarla.

Presa cilíndrica o presa palmar supinada: Aparece entre el año y año y medio. Se emplea toda la mano para sujetar la herramienta, y el movimiento procede de segmentos proximales (se mueve el hombro y el brazo para mover la mano). Se trata de un agarre estático.

Presa digital pronada: Aparece entre los 2-3 años. Los dedos sujetan la herramienta, el hombro comienza a ser más estable y entonces los movimientos proceden de segmentos más distales (codo y antebrazo). Se trata de un agarre estático.

Pinza cuadrípode: Aparece a los 3 años y medio o 4 años. Los cuatro dedos participan en el agarre. Ahora el movimiento procede de la muñeca y la mano, y hay mayor estabilidad de hombro y codo. Inicialmente es un agarre estático aunque puede evolucionar y convertirse en dinámico.

Pinza trípode: Aparece entre los 4 años y medio y se desarrolla y perfecciona hasta los 7 años. En ella participan el dedo pulgar índice y corazón. Inicialmente los tres dedos funcionan de manera unitaria, para posteriormente madurar hacia una pinza trípode dinámica.

                                 Artículo estraído del blog Entreteo escrito por Sonia de Lama Pérez

domingo, 28 de octubre de 2018

Psicomotricidad Fina: Habilidades en el vestir

En la pieza del puzzle trabajamos aquellas habilidades de psicomotricidad fina que están incluidas en el vestir como abrochar cremalleras, botones o atar los cordones. Los niñ@s a partir de los 3 años ya están preparados para aprender estas habilidades que suelen presentar mayor dificultad.

A continuación, os mostramos diferentes materiales divertidos con los que podéis trabajarlas.

Para trabajar abrochar cremallera y botones:


Para trabajar atar los cordones:



Os aconsejamos trabajar dichas habilidades dando ayuda física por detrás, e irla retirando gradualmente en cuanto observemos avances.